10 TRUCOS PARA RELAJARTE EL DÍA ANTES DE VUESTRA BODA

Si es cierto, lleváis mucho tiempo preparando el día “D”(el día de vuestra boda) otros quizás habéis echo un sprint de ultima hora, o bien porque lo habéis dejado todo para el  ultimo momento, o porque hace poco que habéis decidido casarse, para todos vosotros, estos pequeños trucos os serán de gran utilidad.

El objetivo principal de todo esto es que os sintáis totalmente preparados para el gran día, el día “D”, ese día tenéis que estar radiantes, dispuestos tanto física como emocionalmente, a vivir un torrente de emociones, durante ese día seréis vosotros y solo vosotros los verdaderos protagonistas y transmitiréis a todos vuestros seres queridos la ternura y la pasión de vuestro amor, y algo en lo que coinciden todos es que pasara a una velocidad de vértigo, y os aseguro que la suma de todo ello puede llegar a ser agotador y vosotros tenéis que estar al 100X100 en todo momento.

Os voy a dejar unos cuantos consejos que son los que yo utilice para mi boda y que me funcionaron muy bien, aunque cada uno lo deberéis adaptar a vuestra forma de ser.

  1. Lo mas importante para sacar partido al día de antes del día “D” es que ya este todo listo y que no dejéis nada pendiente para ese día, este será vuestro pequeño oasis, para que lo disfrutéis y os preparéis.
  2. Intenta dormir y descansar correctamente, no es necesario pasarse el día como una marmota, pero intentar que el cuerpo descanse un mínimo de 8h, ya verás como eso será muy reparador.
  3. Por la mañana, intenta hacer una actividad que te mantenga ocupada/o, dependiendo de vuestros gustos, yo recuerdo perfectamente que ese día me fui a hacer una excursión a pie por la montaña(unas de mis pasiones) no una gran ruta, pues se trata de estar descansado, y acabe la ruta en una playa donde me pude dar un baño en el mar muy reparador, un aviso chicos, no hagáis esto mismo si os casáis en marzo o octubre podéis coger un gran resfriado y no quiero vivir el resto de mi vida con ese cargo de conciencia, a mi esto me mantuvo la mente ocupada y me ayudo a no pensar en el día “D” bueno a no pensar mucho, tu puedes hacer una partida de tenis, un paseo por una zona de tu ciudad que te guste, hacer alguna manualidad, cualquier cosa que para ti sea relajante, aprovéchalo.
  4. Ese día fui a comer con mis padres, piensa que ellos también estarán nerviosos y una comida relajada y sabiendo que todo esta listo es muy gratificante y ademas ayuda a ganar confianza y tranquilidad (pero recuerda, todo tiene que estar ya atado y bien atado) si no es así esta comida puede convertirse en una tortura, también podéis escoger comer con vuestros amigos o con vuestra pareja eso ya es decisión vuestra.
  5. Una pequeña siesta aunque solo sea de 20” puede ser muy reparadora, ya lo se dormir mas, pero eso os ayudara a estar totalmente descansados, piensa que lo tenéis ya todo preparado.
  6. Dedica la tarde a cuidar y a mimar tanto tu cuerpo como tu mente, aquí cada uno ha de escoger cual es su mejor manera de hacerlo, yo os explico la mía a modo de ejemplo, por la tarde me fui al gimnasio para hacer una sesión de sauna e hidromasaje, os juro que me sentó maravillosamente, y recuerdo que me encontré con conocidos que me preguntaron pero si te casas mañana que haces aquí, y yo les conteste con una enorme sonrisa, incluso bobalicona, ya esta todo preparado ahora  me estoy relajando y aun recuerdo sus caras de sorpresa, como si pensaran este tío es de Marte, después de esta reparadora sesión me fui a dar un masaje durante toda una hora, os puedo asegurar que salí de allí dispuesto a comerme el mundo.
  7. Como ese día dormía en casa de mis padres, me fui para allí, sabiendo que todo lo que necesitaba ya estaba preparado, cene con ellos que me decían, no puede ser, cualquiera diría que te casas mañana, pero claro mi estado de relax tenia que ver con todo lo que os he explicado.
  8. Después de la cena, a una hora temprana (algo que no es difícil en casa de mis padres) me fui a leer un poco, encendí una barrita de incienso y disfrute de 45” de una reconfortante lectura.
  9. Como podéis imaginar me fui a dormir temprano, y os puedo asegurar que con el estado de relax que tenia no me costo demasiado.
  10. Y por ultimo os cuento que cuando me desperté al día siguiente las cosas ya no estaban tan tranquilas, todo el mundo parecía atacado, yo me encerré en mi antigua habitación y hice unos ejercicios de respiración yoguica (pensareis que tío mas raro) y después de un buen desayuno, muy importante para tener fuerzas, me dedique a ir calmando a todo el mundo, ya veis el mundo al revés, cuando se suponía que todos deberían estar calmándome a mi, era yo el que tranquilizaba a todos, pero ahora vosotros ya sabéis cual era mi secreto.

Ahora sois vosotros/as los que tenéis que decidir, organízate el día antes al día “D” y disfrútalo o déjalo todo para el ultimo momento y pásatelo corriendo y estressado con los preparativos de ultima hora, esa será vuestra decisión.

58-boda-en-Sentmenat-restaurante-Mas-Ventos-Noe-&-Marc-900x600

Un secreto: a pesar de todo, cuando empezó la ceremonia y vi entrar a mi mujer por la puerta de la iglesia, yo también estaba nervioso como un flan, no se puede ser perfecto, pero estaba al 100X100 para disfrutar de un maravilloso día que recordaré por el resto de mi vida, y que me viene a la mente cuando estoy haciendo vuestro reportaje de boda y veo entrar a la novia por la puerta de la iglesia, en ese momento se lo que esta pasando por el corazón y la mente del novio, y os aseguro que me sigo emocionando, hay cosas que con la edad no se curan, por suerte.

Si se te ocurre algún comentario, o hicisteis algo diferente te animo a que nos lo expliques  a través del apartado de los comentarios, puede ser de gran ayuda para todos, un fuerte abrazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *